Seguinos en   facebook twitter youtube

negocios agricolas

Jueves, 23 Mayo 2013 03:00

Costos y resultados del trigo/soja y soja de 1ra para la campaña 2013/2014

Escrito por  Ing. Agr. Andrés G. Halle
Valora este artículo
(1 Voto)

Se analiza la factibilidad económica del doble cultivo trigo / soja y de la soja de primera en campo de terceros. Dado la poca transparencia que sigue existiendo en la formación del precio del trigo, se pone especial énfasis en el peso relativo de dicho factor.

 Para el inicio de la campaña 2013/2014 muchos agricultores enfrentarán (tal como las campañas anteriores) el dilema de sembrar o no trigo. El factor precio es determinante del resultado, y en la actualidad esta variable es manejada en parte por el gobierno. Existe una importante diferencia entre el valor teórico que se podría pagar y lo que efectivamente se paga y pagó durante las últimas campañas por el precio de este cereal.

En función de la estructura de costos actual y los precios esperados a cosecha, enero 2014 para trigo y mayo 2014 para soja, se ha preparado el siguiente trabajo con el objetivo de determinar los valores que un productor de la zona núcleo puede pagar por la utilización del recurso suelo para los cultivos de, trigo / soja y soja, y la viabilidad de dichas actividades.

La estructura de costos tenida en cuenta para el análisis de cada cultivo, es la que figura en la tabla n° 1.

Tabla N° 1

Trigo

Soja 1°

Soja 2da

LABORES (u$s/ha)

80

115

94

AGROQUIMICOS (u$s/ha)

43

71

53

FERTILIZANTES (u$s/ha)

190

30

SEMILLA (u$s/ha)

56

44

59

COSTO DIRECTO (u$s/ha)

369

260

206

Precio Bruto (u$s/qq)

19,5

33,5

33,5

Precio Neto (u$s/qq)

15,28

27,52

27,52

Gastos de comercialización

21,6%

17,85%

17,85%

Estructura (u$s/ha)

30

60

30

Cosecha (%)

8%

8%

8%

Los modelos productivos son representativos de la zona núcleo, bajo la modalidad de siembra directa. Los valores de arrendamiento superan en muchos casos los 12 qq/ha (valor tenido en cuenta para los cálculos), mientras que son esperables rindes de entre 35 a 40 qq en soja, una cifra similar para el trigo, y valores cercanos a los 25 qq/ha para la soja de 2da.

Resultados agrícolas en campo ajeno

En lo que a negocios de siembra en campo ajeno se refiere, 2 metodologías son las más utilizadas, el alquiler y la aparcería.

ALQUILER: El alquiler no es más que el pago de una suma de dinero determinada, y fijada de antemano que se abona por la utilización del predio rural. El pago puede fijarse como una determinada cantidad de producto (generalmente quintales de soja), efectuarse por adelantado, una vez finalizada la cosecha, o como se arregle entre arrendatario y el dueño del campo. El arrendatario se hace cargo de los gastos de implantación del cultivo, como así también será el responsable del cuidado y de la cosecha, decidiendo cuando y a quien vender lo producido.

En los modelos que se presentan a continuación se consideró que el pago se hace por adelantado.

APARCERÍA: La aparcería es la otra metodología más difundida, en donde en lugar de abonar una cantidad determinada de dinero al dueño del campo, se le paga con un porcentaje de la cosecha, por la utilización de la tierra. Los porcentajes varían en forma muy marcada en las distintas regiones del País. A modo de ejemplo, se supone que se paga un 35% de la cosecha, por el uso del recurso suelo.

TRIGO / SOJA

Dado el alto riesgo que acarrea la agricultura es conveniente, antes de tomar una decisión sobre lo que se está dispuesto a pagar por la utilización del recurso suelo, establecer una rentabilidad ex - ante relativamente elevada como meta, para determinar el valor de la tierra y poder así, tener un margen de maniobra ante variaciones de rinde y/o precio respecto del presupuestado.

Determinar como meta el 30% de renta sobre el capital inmovilizado antes de impuestos, no es una cifra exagerada, debido no solamente al alto riesgo, si no a la disminución del resultado final producto de la gran carga tributaria.

Respetando los modelos propuestos, se presentan en la tabla 2 cuales deberían ser los valores a pagar por un aparcero o arrendatario por la utilización del recurso suelo, para obtener una rentabilidad del 30%. Se han considerado variaciones tanto en el rinde de soja de 2da (entre 14 y 26 qq/ha), como en el trigo (30 o 40 qq/ha).

Tabla N° 2

Rentabilidad esperada   = 30%

Precio esperado mayo 2014 soja (u$s/qq) 33,5

Precio esperado enero 2014 trigo (u$s/qq) 19,5

Rinde Trigo 30 qq/ha

Rinde Trigo 40 qq/ha

Rendimiento de la soja de 2da

(qq/ha)

Porcentaje

a pagar

Quintales de soja

a pagar

Porcentaje

a pagar

Quintales de soja

a pagar

14

-1%

-

13%

3,81

16

4%

1,20

17%

5,29

20

14%

4,16

24%

8,26

24

21%

7,13

30%

11,23

26

25%

8,61

32%

12,71

Con 30 qq/ha de trigo y 24 qq/ha de soja, dándole al dueño de la tierra el 21% de ambas producciones, se obtendría una renta del 30%. Los quintales de soja a pagar, en concepto de alquiler, para obtener igual renta antes de impuestos serían 7,13.

Si el rinde de trigo fuera de 40 qq, se podría dar el 30% de los dos productos o pagar el equivalente a 11,23 qq de soja a precio lleno, para obtener el 30% de renta.

Los valores a pagar en función de obtener una renta del 30% ex-ante, están lejos a los definidos por el mercado, tanto en términos de porcentaje como en los equivalentes en quintales de soja.

 

 

Aparcería Trigo / Soja:

En la tabla 3 figuran los resultados de un productor agrícola, que da en concepto de aparcería el 35% de la producción de ambos cultivos, expresados antes de impuestos; y después del pago de ingresos brutos, créditos y débitos bancarios, ganancias (35%). Además se estimó el saldo de IVA, que obtendría en tales casos.

Según surge de la tabla, en caso que el trigo hubiera rendido 30 qq/ha, es preciso obtener casi 26 qq/ha de soja, para lograr un resultado positivo antes de impuestos. Si el rinde de trigo fuera de 40 qq/ha, con 22 qq se obtiene resultado positivo antes de impuestos, pero negativo después del pago de los mismos.

Los saldos de IVA dan negativos para todos los rindes analizados. Esto se debe a que el aparcero incurre en todos los gastos, mientras que solo vende el 65% de la producción. En el cálculo del saldo de IVA se supone que la semilla de ambos cultivos es siempre comprada, y las labores pagas.

Tabla N° 3

Resultado Aparcero (u$s/ha)habiendo dado el 35% de la producción,

en función del rinde   de trigo y soja

Antes de impuestos

Después de impuestos(1)

Saldo de IVA

Rendimiento

Soja (qq/ha)

Trigo

30 qq/ha

(u$s/ha)

Trigo

40 qq/ha

(u$s/ha)

Trigo

30 qq/ha

(u$s/ha)

Trigo

40 qq/ha

(u$s/ha)

30 qq de trigo (u$s/ha)

40 qq de trigo (u$s/ha)

14

-171

-87

-181

-100

-62,39

-56,47

16

-140

-57

-152

-70

-59,44

-53,52

18

-110

-26

-123

-41

-56,49

-50,57

20

-80

4

-103

-21

-53,54

-47,62

22

-49

34

-82

0

-50,59

-44,67

24

-19

65

-62

20

-47,63

-41,72

26

12

95

-41

40

-44,68

-38,77

(1) solamente se consideran impuesto a los créditos y débitos bancarios, I.   Brutos y Ganancias.

Alquiler Trigo / Soja:

La tabla n° 4 muestra los resultados obtenidos, por un arrendatario que pague 12 qq de soja en concepto de alquiler de la tierra, con un trigo de 30 y 40 qq/ha y rindes variables de soja de 2da.

Con rindes de 30 qq de trigo, el negocio es inviable en las condiciones descriptas.

                                                                                             

Tabla N° 4

Resultado Arrendatario (alquiler 402 u$s/ha) en función del rinde de trigo y soja

Antes de impuestos

Después de impuestos(1)

Saldo de IVA

Rendimiento

Soja (qq/ha)

Trigo

30 qq/ha

(u$s/ha)

Trigo

40 qq/ha

(u$s/ha)

Trigo

30 qq/ha

(u$s/ha)

Trigo

40 qq/ha

(u$s/ha)

30 qq de trigo (u$s/ha)

40 qq de trigo (u$s/ha)

14

-278

-140

-297

-164

-33,1

-23,1

16

-228

-91

-249

-115

-29,1

-19,1

18

-178

-41

-200

-67

-25,1

-15,2

20

-129

9

-152

-18

-21,2

-11,2

22

-79

58

-120

14

-17,2

-7,2

24

-29

108

-88

45

-13,3

-3,3

26

20

158

-55

78

-9,3

0,7

(1) solamente se consideran impuesto a los créditos y débitos bancarios, I.   Brutos y Ganancias.

Pagar por el uso del recurso suelo el equivalente a 12 quintales de soja, hace que la ecuación final sea un poco mejor para el arrendatario, de lo que lo es para el aparcero que paga el 35% de la producción, con rindes buenos.

13 06trsj sj1

 

El saldo negativo de IVA que le queda al productor es menor a la que le generaba dicho impuesto en la situación al aparcero, pero sigue siendo un punto conflictivo del negocio.

En el gráfico 1 se muestra la evolución de las diferentes alternativas propuestas, considerando 2 rindes de trigo distintos. El alquiler pagado es siempre 12 qq de soja y el valor de la aparcería es del 35%.

Si las expectativas de rinde del trigo, no superan con cierta holgura los 30 quintales, no sería conveniente pagar el equivalente a 12 qq de soja en concepto de alquiler (en la medida que la soja rinda 22 qq o menos), como tampoco dar el 35% de ambas producciones.

Al comparar las diferentes alternativas, se observa una mayor pendiente en las curvas que representan al alquiler respecto de la aparcería. A mayor pendiente, mayor variabilidad del resultado, lo que indica el mayor riesgo que existe al pagar un monto fijo por el uso del suelo, respecto de la aparcería.

Dado la poca transparencia que existe en la formación del precio del trigo se determinó cual debería ser el precio del trigo, que nos garantice un resultado igual a cero, dependiendo de los rindes de trigo y de los quintales de soja que se paguen en concepto del arrendamiento. El valor de la soja considerado fue de 31,7 u$s/qq, mientras que el rinde de la soja de 2da es para todos los casos de 22 qq/ha.


Precio de indiferencia del trigo (Gráfico 2): El precio a cosecha para enero del 2014 es de 195 dólares por tonelada, valor que figura resaltado en el gráfico (línea negra). Si se tuviera una expectativa de rinde de 30 qq de trigo (línea verde) y se pagaran 12 qq/ha por el alquiler, el precio del trigo debería ser 20,58 u$s/qq para obtener un resultado igual a cero de la actividad trigo/soja. Para todos los ejemplos de dicho gráfico, se consideró un precio de 33,5 para la soja y un rinde de 24 qq/ha.

La línea verde que representa 30 qq de rinde de trigo, se ubica por encima del valor futuro, en la medida que los valores de arrendamiento sean superiores a los 11 qq. Lo que implica que para obtener un resultado positivo se debería pagar menos de dicha cifra si se espera que el rinde de trigo sea de 30 qq/ha.

13 06trsj sj2


Con un rinde de 40 qq de trigo (línea roja), y un alquiler equivalente a los 12 qq de soja, el precio de indiferencia del trigo debería ser de 16,50 u$s/qq.

 

SOJA


Respetando los modelos presentados al principio del trabajo, se elaboró la tabla 5 en la cuál se pueden apreciar los valores a pagar por un aparcero o arrendatario, por la utilización del recurso suelo, para que el productor obtenga una rentabilidad del 30%.

Se presentan en la segunda columna de la tabla n° 5, cuales deberían ser los porcentajes a pagar por el aparcero al dueño del campo, para que él primero obtenga una rentabilidad del 30%, en función de variaciones en el rinde.

Con 28 qq/ha y dándole al dueño de la tierra el 29% de la producción se obtendría la renta requerida del 30%.

Los valores que figuran en la tercera columna de la tabla, expresan cuántos deberían ser los quintales a pagar, para obtener una renta del 30% antes de impuestos.

 

Tabla N° 5

Rentabilidad esperada = 30%

Precio esperado soja (u$s/qq) 33,5

Rendimiento

(qq/ha)

Porcentaje

a pagar

Quintales de soja

a pagar

20

15%

2,4

24

27%

5,4

28

36%

8,3

32

43%

11,3

36

48%

14,3

40

52%

17,2

44

56%

20,2


Con 36 qq/ha de soja, dándole al dueño de la tierra el 42% de la producción, se obtendría una renta del 30%. Los quintales de soja a pagar, en concepto de alquiler, para obtener igual renta antes de impuestos serían 12,2.

 


Aparcería Soja:


En la tabla n° 6 se muestran las rentabilidades y los resultados obtenidos en función del rinde, para el aparcero que pague el 35% de su producción por la utilización del recurso suelo. El rinde de indiferencia en este caso, se encuentra apenas por encima de los 24 qq/ha.

El IVA vuelve a ser un problema en la presente situación generando saldos negativos para todos los rindes analizados.

Dado que el capital inmovilizado es menor en este caso que en el alquiler, es posible que una mayor rentabilidad del aparcero, tenga un menor resultado en dólares por ha que el arrendatario.

 

Tabla N° 6

Resultado Aparcero (u$s/ha) habiendo dado el 35% de la producción,

en función del rinde   de soja, antes y después de impuestos.

Antes de Impuestos

Después de impuestos(2)

Rendimiento

(qq/ha)

Rentabilidad

Resultado

Aparcero

(u$s/ha)

Rentabilidad

Resultado

Aparcero

(u$s/ha)

Saldo

IVA

20

-5%

-16

-7%

-23

-23,79

24

14%

45

11%

37

-19,04

28

33%

106

24%

78

-14,28

32

52%

167

37%

119

-9,53

36

71%

227

50%

160

-4,77

40

90%

288

63%

201

-0,02

44

109%

349

74%

237

4,74

(2) se consideran impuesto a los créditos y débitos bancarios, I. Brutos   y Ganancias.



 

Alquiler Soja:

Para analizar los resultados del cultivo de soja, se supuso al igual que en el doble cultivo, un pago equivalente a los 12 qq de soja.

 

Tabla N° 7

Resultado Arrendatario (u$s/ha) habiendo pagado 12 qq de soja

por el uso del recurso producción, en función del rinde de soja,

antes y después de impuestos.

Antes de Impuestos

Después de impuestos(2)

Rendimiento

(qq/ha)

Rentabilidad

Resultado

Arrendatario

(u$s/ha)

Rentabilidad

Resultado

Arrendatario

(u$s/ha)

Saldo

IVA

20

-31%

-225

-33%

-238

-8,0

24

-17%

-126

-20%

-141

0,0

28

-4%

-26

-6%

-44

7,9

32

10%

73

7%

53

15,8

36

24%

172

17%

123

23,7

40

38%

272

26%

189

31,6

44

51%

371

35%

255

39,6

(2) se consideran impuesto a los créditos y débitos bancarios, I. Brutos   y Ganancias.


En dicho contexto el rinde de indiferencia de la soja de 1ra es de 29,8 qq si se considera el resultado antes de impuestos.

El rinde de indiferencia del cultivo de soja después de impuestos, se presenta en el gráfico n°3. En dicho gráfico se hace mención a la variación del rinde del mismo, en función de diferentes alquileres, considerando el equivalente de pago desde los 10 quintales de soja hasta los 17. Se tuvo en cuenta para el cálculo el modelo de la tabla 1, y se presentaron tres alternativas de precios, 33,5 u$s/qq y su variación en un 20% en más y en menos. Para obtener los rindes de indiferencia se tuvo en cuenta el pago de ingresos brutos e impuesto al cheque.

13 06trsj sj3

 

Por último el grafico 4 presenta la evolución del resultado del cultivo de soja, en función del rinde, comparando la modalidad de alquiler con la aparcería (en este caso se trabajó con una aparcería al 35%), después de impuestos.

En este caso también, la curva que representa la aparcería tiene una menor pendiente que la que representa el alquiler, por lo que se puede asegurar que la aparcería es una actividad más estable. Se puede ver además que las curvas van sufriendo un amesetamiento a medida que aumenta el resultado, producto del aumento del pago de impuesto a las ganancias.

13 06trsj sj4

 

 Ing. Agr. Andrés Halle

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Sofware de planeamiento

boton ingresar