Seguinos en   facebook twitter youtube

negocios agricolas

Jueves, 07 Mayo 2015 23:32

Costos y resultados del maíz y soja de 1ra para la campaña 2015/2016

Escrito por  Ing. Agr. Andrés G. Halle
Valora este artículo
(6 votos)

Se analiza la factibilidad económica del cultivo de maíz y de soja de primera en campo de terceros y propio.

En función de la estructura de costos actual y con los precios esperados a cosecha, abril 2016 para maíz y mayo 2016 para soja, se ha preparado el siguiente trabajo con el objetivo de determinar los valores que un productor de la zona núcleo puede pagar por la utilización del recurso suelo para los cultivos de maíz y soja, y la viabilidad de dichas actividades. Además se hacen los cálculos para un productor que siembre su propio campo.

La estructura de costos tenida en cuenta para el análisis de cada cultivo, es la que figura en la tabla n° 1.

Tabla N° 1

Maíz

Soja 1°

LABORES (u$s/ha)

74

94

AGROQUIMICOS (u$s/ha)

84

91

FERTILIZANTES (u$s/ha)

143

27

SEMILLA (u$s/ha)

160

46

COSTO DIRECTO (u$s/ha)

461

258

 

 

 

Precio Bruto (u$s/qq)

13,00

23,00

Gastos de comercialización

40,95%

26,09%

Estructura propio / campo   ajeno (u$s/ha)

120/ 50

120/ 50

Cosecha (%)

7%

8%

Los modelos productivos son representativos de la zona núcleo, bajo la modalidad de siembra directa. Los valores de arrendamiento superan en muchos casos los 11 qq/ha (valor tenido en cuenta para los cálculos), mientras que son esperables rindes de alrededor de 90 qq/ha de maíz y entre 35 a 40 qq en soja.

Resultados agrícolas en campo ajeno

En lo que a negocios de siembra en campo ajeno se refiere, 2 metodologías son las más utilizadas, el alquiler y la aparcería.

ALQUILER: El alquiler no es más que el pago de una suma de dinero determinada, y fijada de antemano que se abona por la utilización del predio rural. El pago puede fijarse como una determinada cantidad de producto (generalmente quintales de soja), efectuarse por adelantado, una vez finalizada la cosecha, o como se arregle entre arrendatario y el dueño del campo. El arrendatario se hace cargo de los gastos de implantación del cultivo, como así también será el responsable del cuidado y de la cosecha, decidiendo cuando y a quien vender lo producido.

En los modelos que se presentan a continuación se consideró que el pago se hace por adelantado.

APARCERÍA: La aparcería es la otra metodología más difundida, en donde en lugar de abonar una cantidad determinada de dinero al dueño del campo, se le paga con un porcentaje de la cosecha, por la utilización de la tierra. Los porcentajes varían en forma muy marcada en las distintas regiones del País. A modo de ejemplo, se supone que se paga un 35% de la cosecha, por el uso del recurso suelo.

CAMPO PROPIO: Los modelos propuestos son los mismos en todos los casos. La variación respecto de los casos anteriores es el gasto de estructura.

 

 

Maíz en aparcería

En la tabla n° 2, se pueden apreciar, cuáles deberían ser los porcentajes a pagar por el aparcero al dueño del campo, para que él primero obtenga una rentabilidad nula, o sea del 0%, en función de variaciones en el rinde. Dichos valores figuran en la segunda columna, mientras que en la tercera figura su equivalencia en quintales de soja. Esta tabla esta confeccionada con el fin de mostrar la complicada situación del cultivo de maíz.

Tabla N° 2

Rentabilidad esperada = 0%

Precio esperado soja 23,00 (u$s/qq)

Precio esperado maíz 13,00 (u$u/qq)

Rendimiento

(qq/ha)

Porcentaje

a pagar

Quintales de soja

a pagar

80

5%

1,3

85

10%

2,8

90

14%

4,3

100

22%

7,2

110

28%

10,2

120

33%

13,1

Por ejemplo; con un rinde de 85 qq/ha, el aparcero logrará un renta nula antes de impuestos, pagándole al dueño del campo el 10% de la producción. Monto equivalente a 2,8 quintales de soja a precio lleno.

Recién a partir de rindes superiores a los 110 qq/ha el productor puede pagar porcentajes razonables para la zona en cuestión, pero el obtendría un resultado igual a cero. Debe tenerse presente además que al descontar impuesto al cheque, ingresos brutos y ganancias la renta se vuelve negativa y la situación se complica al sumarle el saldo técnico de IVA.

En la tabla n° 3 se muestran las rentabilidades y los resultados obtenidos, por un aparcero que entregue al dueño del campo el 35 % de la producción, en función de distintos rindes.

Tabla 3

   

Rinde

(qq/ha)

Antes de impuestos

Saldo de IVA

(u$s/ha)

Rentabilidad

%

Resultado

Aparcero

(u$s/ha)

60

-52%

-266

-76,94

70

-44%

-225

-76,29

80

-36%

-185

-75,64

90

-28%

-144

-74,99

100

-20%

-103

-74,34

110

-12%

-62

-73,69

120

-4%

-21

-73,04

El quebranto se da incluso con rindes de 120 qq/ha.

 

Maíz en campo alquilado

El alquiler, tiene como contra respecto de la aparcería, la inmovilización de mayor cantidad de capital. En términos generales, se puede decir que ello lleva implícito un mayor riesgo.

En la tabla n°4 figuran los resultados y rentabilidades del cultivo de maíz antes de impuestos, representando al modelo descripto, y pagando un alquiler equivalente a los 11 qq de soja por hectárea. El precio de la oleaginosa considerado fue de 23,00 u$s/qq.

Los resultados son negativos para toda la tabla y si bien la situación del IVA no es tan grave como en el caso de la aparcería, sigue siendo un tema preocupante el crédito fiscal que se suma a la situación general de quebranto.

El precio de indiferencia para un rinde de 80 qq es un 23,5% superior al esperado, o sea de 16,06 u$s/qq .

Para que el arrendatario obtenga una renta antes de impuestos del 30% el mismo debería ser de 19,21 u$s/qq lo que representa un 48% más que el precio esperado a cosecha.

Tabla N° 4

   

Rinde

(qq/ha)

Antes de impuestos

Saldo de IVA

(u$s/ha)

Rentabilidad

%

Resultado

arrendatario

(u$s/ha)

60

-47%

-358

-71,8

70

-38%

-290

-70,2

80

-29%

-223

-68,7

90

-20%

-155

-67,2

100

-11%

-87

-65,7

110

-3%

-20

-64,2

120

6%

48

-62,7

En el gráfico n° 1, se presentan los rindes de indiferencia de maíz antes de impuestos, para distintos valores de alquiler (expresados en quintales de soja), y considerando diferentes valores a cosecha. La curva roja representa el precio existente a cosecha al momento de elaborar el presente informe, la curva amarilla considera una merma del 20% sobre el precio de referencia, mientras que la curva azul se construyó con un incremento del 30%.

mz-sj15-05-a

Si el precio del maíz fuera de 16,9 u$s/qq y se pagaran 10 qq de soja en concepto de alquiler el rinde de indiferencia sería de 71,8, mientras que si el precio fuera 10,4 u$s/qq el rinde de indiferencia sería de 168 qq/ha.

.

Maíz en campo propio

En campo propio es preciso obtener rindes superiores a los 85,8 qq/ha para lograr resultados positivos.

Tabla N° 5

   

Rinde

(qq/ha)

Antes de impuestos

Saldo de IVA

(u$s/ha)

Rentabilidad

a obtener

Resultado

arrendatario

(u$s/ha)

60

-30%

-175

-81,3

70

-18%

-107

-79,8

80

-7%

-40

-78,3

90

5%

28

-76,8

100

16%

96

-75,2

110

28%

163

-73,7

120

40%

231

-72,2

En la tabla 6 se presentan los precios que debería tener el maíz para lograr una renta nula y otra del 30%.

Para lograr el 30% de renta, con el precio a cosecha el rinde debe ser algo superior a los 110 qq.

Tabla 6; Precios necesarios del maíz para 2 niveles de renta (antes de   imp.)

 

Rinde

renta

60

70

80

90

100

110

120

0

16,20

14,68

13,54

12,66

11,95

11,37

10,88

30%

19,40

17,42

15,94

14,79

13,86

13,11

12,48

 

Aparcería Soja:

En la tabla n° 7, se puede apreciar, cuáles deberían ser los porcentajes a pagar por el aparcero al dueño del campo, para que él primero obtenga una rentabilidad del 30%, en función de variaciones en el rinde. Dichos valores figuran en la segunda columna, mientras que la tercera representa su equivalencia en quintales de soja.

Para obtener rentas del 30 % y poder pagar porcentajes de producción similares a los que se efectúan en el mercado, es preciso que la soja rinda por encima de 40 qq. Con un rinde cercano a los 40 qq el dueño del campo estaría recibiendo el equivalente a 9 qq de soja y el productor obtiene una renta del 30%.

 

Tabla N° 7

Rentabilidad esperada = 30%

Precio esperado soja 25,38 (u$s/qq)

Rendimiento

(qq/ha)

Porcentaje

a pagar

Quintales de soja

a pagar

24

-9%

 

28

5%

1,0

32

16%

3,7

36

24%

6,3

40

30%

9,0

44

36%

11,6

 

En la tabla n° 8 se muestran las rentabilidades y los resultados obtenidos en función del rinde, para el aparcero que pague el 35% de su producción por la utilización del recurso suelo. El rinde de indiferencia en este caso, se encuentra apenas por encima de los 33,4 qq/ha.

El IVA vuelve a ser un problema en la presente situación generando saldos negativos para todos los rindes analizados.

Dado que el capital inmovilizado es menor en este caso que en el alquiler, es posible que una mayor rentabilidad del aparcero, tenga un menor resultado en dólares por ha que el arrendatario.

Tabla N° 8

Resultado Aparcero (u$s/ha) habiendo dado el 35% de la producción,

en función del rinde de soja,   antes impuestos.

Rinde

(qq/ha)

Renta

 

Resultado

Aparcero

(u$s/ha)

Saldo

IVA

20

-40%

-124

-37,15

24

-28%

-87

-34,92

28

-16%

-50

-32,69

32

-4%

-13

-30,46

36

8%

24

-28,23

40

20%

60

-26,00

44

32%

97

-23,77

Si bien la situación de soja es mejor que la del maíz, rindes de indiferencia cercanos a los 33 qq/ha suenan muy altos ex ante.

Alquiler Soja:

Para analizar los resultados del cultivo de soja, se supuso al igual que en el maíz, un pago equivalente a los 11 qq de soja.

Tabla N° 7

Resultado Arrendatario (u$s/ha) habiendo pagado 11 qq de soja

por el uso del recurso suelo, en función del rinde de soja, antes de impuestos

Rinde

(qq/ha)

Renta

%

Resultado

Arrendatario

(u$s/ha)

Saldo

IVA

20

-46%

-258

-29,1

24

-35%

-197

-25,2

28

-24%

-137

-21,4

32

-14%

-76

-17,5

36

-3%

-15

-13,7

40

8%

45

-9,8

44

19%

106

-6,0

En dicho contexto el rinde de indiferencia de la soja de 1ra se encuentra cercano a los 37 qq si se considera el resultado antes de impuestos.

mz-sj15-05-b

El rinde de indiferencia del cultivo de soja antes de impuestos, se presenta en el gráfico n°2. En el mismo se hace mención a la variación del rinde, en función de diferentes alquileres, considerando el equivalente depago desde los 10 quintales de soja hasta los 17. Se tuvo en cuenta para el cálculo el modelo de la tabla 1, y se presentaron tres alternativas de precios, 25,38 u$s/qq y su variación en un 30% en más y en un 20% menos.

Como vemos en el mejor de los casos analizados, con el precio un 30% superior al esperado a cosecha y pagando 10 qq/ha de alquiler, el rinde de indiferencia es de 28,4 qq.

Pagar hoy el equivalente a 15 qq de soja con el precio a cosecha requiere de 43,1 qq de rinde para que las cuentas queden en cero.

 

Soja en campo propio

En campo propio aparece como una actividad viable aunque lejos de los números de hace unos años.

Tabla N° 5

   

Rinde

(qq/ha)

Antes de impuestos

Saldo de IVA

(u$s/ha)

Renta

%

Resultado

arrendatario

(u$s/ha)

20

-20%

-75

-38,6

24

-4%

-14

-34,8

28

12%

46

-30,9

32

28%

107

-27,1

36

44%

168

-23,2

40

60%

228

-19,4

44

76%

289

-15,5

Los números anticipan un ejercicio complicado para la campaña que ya ha empezado.

 

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Ing. Agr. Andrés G. Halle

1 comentario

Deja un comentario

Sofware de planeamiento

boton ingresar