Skip to main content
Ganadería

Análisis de coyuntura ganadera Enero 2022

Por 16/01/2022No Comments

¿Qué dejó el 2021? ¿Con este nivel de faena, que esperar del stock? La realidad de los precios actuales y los precios relativos.

Lo que deja la faena:

Son 12.966.551 la cantidad de cabezas faenadas durante 2021, según informó el MAGPyA

  •  La faena total anual cayó un 7,4% aproximadamente, respecto del año pasado, lo que representa casi un millón de animales menos.
  • La faena de machos tuvo una merma de solo el 5% mientras que la de hembras fue de casi el 10%.
  • El porcentaje de hembras en la faena fue del 44,7%.
  • La mayor diferencia interanual acumulada se da en los novillos de más de 8 dientes, que cayó un 48%, seguido por las vacas de más de 8 dientes, con el 20%
  • La única categoría que aumentó fue la de mej, con una diferencia respecto a igual período del 2020, de 3%.
  • Las tasas de extracción de machos fue aproximadamente un punto porcentual menos que la de 2020.
  • La caída en la faena de vacas ha sido del orden del 11% (258 mil cabezas menos)
  • La merma en la faena de vaquillonas es del 10 % (que representa 404 mil cabezas) que podría atribuirse a la menor entrada a los corrales de engorde.
  • Las tasas de extracción de hembras fueron sensiblemente inferiores a las ocurridas el año pasado. Para las vacas la misma sitúa en el 9,39% vs 10,48% durante el mismo período del año pasado. La tasa de extracción de vaquillonas ronda el 24,4%, en 2020 el valor fue del 26,5%.
  • La importancia relativa de cada categoría es muy diferente según de cual se trate. En el año 2020 la suma de novillitos más vaquillonas representó el 74,4% de las cabezas faenadas. La caída de la faena total interanual fue de 1.041.959 cabezas. Como se observa en la tabla un 10% menos de vaquillonas faenadas explica el 38,8% de la caída de la oferta, un 10,7% menos de vacas que el año pasado el 24,8%. Mientras que la caída del 4,8% de la categoría novillitos representa el 28,9% de la caída interanual total.

Exportaciones;

Las políticas del gobierno nacional, han provocado uno de los mayores daños a la actividad, al quitarle previsibilidad a un negocio que la precisa debido a que los plazos de producción se definen en años. Más allá de la pérdida del ingreso de divisas (tan necesarios para la economía) ha ratificado la idea en los productores ganaderos en pensar, mientras este gobierno esté a cargo del estado, en políticas cortoplacistas. Una actividad que necesita de reglas claras para crecer e invertir, ha sido despojada de las mismas. El gobierno ciego y lento de reflejos, no fue capaz de ver que la situación en 2020 dista mucho de la existente en 2006, y por ende más allá de las medidas tomadas no logra (ni lo va a hacer) bajar el precio interno de la carne. En la actualidad y a diferencia de décadas pasadas la carne ha comenzado a ser un producto escaso, y seguirá siéndolo mucho más con las políticas actuales.

No se trata de repartir lo que hay, se trata de producir más, y para ello el productor debe tener un claro panorama de que las variables que manejan su negocio, no serán artificialmente modificadas por los burócratas de turno.

En este contexto las exportaciones retrocedieron un 12% aproximadamente pasando a representar el 26,8% de la producción en lugar de 28,5% del 2020.

Peso de faena:

El peso medio anual de la res en toda la faena, paso de 226 kilos en 2020 a 229,6 en 2021, incrementándose un 1,4%. Las categorías que más incrementaron su peso fueron en orden decreciente; novillitos un 1,6%, vaquillonas un 1,2%, las vacas de 231 a 233 kg (0,9%). Los novillos sin cambio.

Esta modificación en el peso de faena pudo haber sido producto de la acción combinada de un proceso de engorde más lento (debido al aumento del costo de producción en los sistemas intensivos), más la necesidad de agregar algo más de kilos para salir de la mala ecuación resultante de la relación compra / venta existente.

Como se ha mencionado infinidad de veces en informes anteriores el peso de faena depende fundamentalmente de 3 variables. En orden decreciente de importancia son el precio de venta por kilo, el precio de compra por kilo, y el costo del kilo producido.

Evolución de los precios de la hacienda y de precios Relativos (datos provisorios a ajustar con el IPC)

Precios sostenidos para todas las categorías, muchos cercanos a los máximos históricos para diciembre, como el novillo. El ternero en su valor máximo de la serie 1985-2020 en pesos constantes. En dólares libres esta no se cumple.

La inflación tomada en cuenta para diciembre 2020 fue del 3,8%.

Las diferentes categorías ganaderas tienen un comportamiento estrechamente ligado al valor del novillo. Este comportamiento depende además del valor del novillo, de la época del año en que se esté.

La tabla precedente indica en cuanto se desvían los precios de las diferentes categorías respecto del valor esperable según su relación histórica, teniendo en cuenta como se mencionó antes la época del año y el precio del novillo. Por otra parte también se menciona como se posiciona el precio de cada categoría respecto de su propia historia. Las comparaciones se han hecho a moneda constante.

Teniendo en cuenta los llamados de la tabla;

(1) informa en que porcentaje se aparta el valor actual respecto del valor máximo de la serie del mes en cuestión. El precio actual del novillo se encuentra un 1% por debajo de su máximo histórico para ese mes.

(2) informa en que porcentaje se aparta el valor actual respecto del valor promedio de la serie del mes en cuestión. El precio del novillo esta un 57% por encima del promedio histórico, el ternero en cambio esta un 93% por encima del promedio.

(3) informa en que porcentaje se aparta el valor actual respecto del valor mínimo de la serie del mes en cuestión. Todas las categorías se encuentran muy por encima del mínimo histórico; novillo 196%, ternero 274%, vaca 201%.

(4) informa en que porcentaje se aparta el valor actual respecto del valor teórico (que surge del análisis histórico de la serie) del mes en cuestión. El coeficiente de correlación del precio del ternero es para el mes en cuestión 82%, y la del precio de la vaca es de 96% ambos en función del novillo. Desde el año pasado y por distintos motivos (fundamentalmente por considerar al ternero como refugio de valor) el precio del ternero se ha desviado de su relación histórica. La vaca se ha desviado a partir de la incorporación de China como mercado, y como consecuencia del cierre de exportaciones ha vuelto a su comportamiento histórico. El precio del ternero está sobrevaluado respecto del novillo en un 16%, mientras que el precio de la vaca está un 6,6% debajo del comportamiento relativo que ha tenido en condiciones similares.

(5) informa en que porcentaje se aparta el valor actual respecto del valor del mes anterior. El precio del novillo aumentó un 3,8% respecto del mes pasado, y el ternero aumento un 8,4%.

(6) informa en que porcentaje se aparta el valor actual respecto del valor de igual mes del año anterior. El precio del novillo decreció un 4,5% respecto del mes pasado, y el ternero un 18,4%.

(7) informa en que porcentaje se apartaba el valor real respecto del valor teórico (que surge del análisis histórico de la serie) un año atrás. Conceptualmente es igual al punto (4) pero refleja la realidad de un año atrás.

(8) informa el precio que deberían tener el resto de las categorías si se comportaran como lo hicieron históricamente. Si se repitiera la historia de situaciones en las que el novillo tuvo un valor similar al actual, en la serie 1985-2020, durante el mes de noviembre el ternero debería tener un precio de 295 $/kg

(9) informa la cantidad de kilos de novillo necesarios para adquirir una unidad del resto de los productos, durante octubre se precisaron 1,71 kg de novillo para adquirir 1 kg de ternero.

(10) indica la cantidad de kilos históricos de novillo que fueron necesarios para adquirir una unidad del resto de los productos en condiciones históricas similares.

Los puntos 4-7-8-10 varían su valor en función del mes de que se trate y del valor del novillo

El nivel de faena como puede afectar el stock para fines de 2021;

El ciclo 2021 deja lo siguientes indicadores después de que se hayan remitido a faena 12.966.551 cabezas de ganado. La tasa de extracción de hembras del 15,32%, la tasa de extracción total del 24,23% y el porcentaje de hembras en la faena de 44,7%; los tres valores se encuentran por encima de la tasa de corte, lo que indicaría una posible reducción del stock. Pero la tasa de extracción de vacas, con un valor del 9,39%, se encuentra por debajo de la tasa de corte, lo que ayudaría a pensar en un incremento del stock. Por supuesto ninguno de estos indicadores tiene un r2 de 100%, y ello es así porque existe un factor no analizado por estos índices, y es el coeficiente de logro de los terneros, que varia año a año por diferentes circunstancias (quizás la más relevante sea la climatológica).

Si se considera que a las 12,96 millones de cabezas faenadas se le debería sumar aproximadamente un millón por mortandad, la cantidad de terneros a ingresar en el stock debería ser aproximadamente 14 millones. Teniendo en cuenta la cantidad de vientres en el stock, esa cantidad de terneros se lograría con un coeficiente de logro del 61%, valor más que probable, si se toma en cuenta la historia. En consecuencia lo más probable es que el stock informado para fines de 2021, sea algo mayor al de 2020.

Ing. Agr. Andrés G. Halle

Fuentes

  • Dirección Provincial de Estadística y censos de la Pcia de San Luis
  • INDEC
  • www.entresurcosycorrales
  • Ganadería en Números
  • MAGyP
  • Mercado de Liniers
  • Senasa

Autor Andrés Halle

Más informes de Andrés Halle