Skip to main content
Ganadería

Análisis de coyuntura ganadera Febrero 2022

Por 14/02/2022febrero 22nd, 2022No Comments

Como pueden afectar la evolución del stock el clima, los precios, la renta, las expectativas, el tipo de cambio y las exportaciones. Cual fue la evolución de la faena en 2022

Para entender lo que sucede con el rodeo nacional, recordemos que los ciclos ganaderos se manifiestan a través de las variaciones del stock de hacienda, las mismas surgen como consecuencia de cambios en la oferta y/o demanda de la carne como bien de consumo.

Un aumento en de la renta ganadera (generalmente se produce como consecuencia de un aumento en los precios de la carne) genera que los productores aumenten su nivel de existencias, para en un futuro cercano incrementar la producción, por lo tanto la oferta en el corto plazo se reduce. La reducción es más marcada en cabezas que en volumen de carne. Por otro lado, la faena disminuye relativamente más en vientres y animales jóvenes.

Cuando los aumentos de la renta se mantienen en el tiempo, crece el precio de las categorías de cría y recría (bienes de capital e intermedios) respecto de los precios de los bienes de consumo (animales destinados a faena). En estas condiciones es que se inicia una fase de retención de ganado, en la que las existencias tienden a aumentar.

Ante reducciones en la renta, se produce el efecto contrario al descripto, y se estaría en presencia de una fase de liquidación del ciclo, durante la cual aumenta la faena y disminuyen las existencias. Esta caída continúa hasta que la disminución de la oferta provoque otro aumento de precios, y de tal manera se de comienzo a un nuevo ciclo.

En las fases de retención, se prefiere conservar hembras y animales jóvenes, por lo que aumenta el peso promedio de faena. En las fases de liquidación, aumenta la proporción de hembras en la faena y disminuye el peso promedio de los animales.

La realidad actual de la ganadería se aleja mucho de las situaciones históricas respecto del comportamiento de las fases del ciclo ganadero. Con los precios actuales, y con un gobierno que estuviese comprometido con la producción, se estaría en una marcada fase de retención.

La actividad cría es, quien en última instancia, inicia los procesos de expansión o retracción de los stocks al modificar la proporción de las categorías de animales remitidos a faena, a través de los vientres (que son los bienes de capital). En el presente, la actividad goza de buenos precios, que junto con la actual situación de la relación insumo / producto, da al criador una renta positiva.

La realidad de la cría resulta ser una situación privilegiada con respecto a los invernadores (los más perjudicados hoy son los engordadores a corral). Para mejorar los resultados de sus negocios, los engordadores se ven en la necesidad de abaratar los costos de producción y mejorar el valor del kilo producido. La recría a pasto logra abaratar costos, a la vez que mejora el valor del kilo producido al aumentar los pesos de faena.

Según el gráfico precedente que muestra los resultados del modelo elaborado por el MAGPyA (los muestra los meses de marzo, junio, septiembre y diciembre de cada año) para la cuenca del salado. Se consideró ese modelo zonal porque representa a la típica zona de cría de la provincia de Buenos Aires que produce más del 45% de los terneros nacionales.

La serie va desde 2012 hasta 2021 (ver grafico), y considera los resultados en moneda constante. El año 2021 ha sido el que ha obtenido los mejores resultados parciales y el mejor promedio de los últimos 10 años.

Durante marzo de 2021 en una nota para el Observatorio Rural Argentino dije “si se tuviera fé en este gobierno, en este contexto, se estaría en una bruta fase de retención”.

El argumento para tal aseveración surge de comparar la situación actual con la ocurrida en 2011, año en que ocurrió una marcada retención, y el stock creció casi un 4%.;

Similitudes y diferencias entre 2011 & 2021

  • Los precios en pesos constantes eran similares a los actuales en moneda constante.
  • El stock de 2011 era de 1,184 cabezas de hacienda por habitante, hoy esa cifra disminuyo un 1,3% pasando a 1,168 cabezas de hacienda por habitante.
20112021
stock hacienda a diciembre del año previo48.837.92353.512.855
Población nacional (según Indec)41.261.49045.808.747
Cabezas de hacienda / habitante1,1841,168
% de hembras en la faena38,4%44,7%
% de extracción total22,6%24,23%
% de extracción de hembras12,7%15,32%
Peso medio de la res229,9 kg229,6 kg
Consumo promedio x hab/año55,547,6
Exportación  tn234.387 tn803.386 tn
Exportación como % de la producción9,4%27%
Producción (miles de tn res c/hueso)22812977
  • El año 2011 con precios en moneda constante muy parecidos a los actuales, fue un ciclo mucho más restrictivo en términos de oferta.
  • Hubo un menor porcentaje de hembras que conformaron la faena respecto de 2021. También fue menor la tasa de extracción total y de hembras.
  • En 2021 hubo una participación muy superior en la participación de la exportación, se llegó 27% de lo producido, mientras que en 2011 solo era del 9,4% (a pesar que Argentina ha decidido restringir sus embarques hacia el exterior).

Los precios (en $ constantes) comparativos de la hacienda en 2011 y 2021 fueron;

20112021
Precio del novillo (moneda enero 2022)213 $/kg214 $/kg
Precio del ternero (moneda enero 2022)307 $/kg305 $/kg
Precio del vaca gorda (moneda enero 2022)154 $/kg163 $/kg
Precio del vaq. preñada (moneda enero 2022)115.712 $/cab110.964 $/cab
Precio del vaq. preñada (dólares informales)1023 u$s/cab507 u$s/cab

Las señales del mercado son claras, existe avidez por la carne vacuna, con una actualidad de precios sostenidos y futuro aparentemente más alentador.

Luego de 2 años en los que hubo una merma en el stock ganadero, un amplio espectro del sector sigue preguntándose si se está en presencia de una fase de liquidación.

El tipo de cambio desdoblado que pone a la ganadería en una situación muy desventajosa respecto de 2011, es un argumento de mucho peso para que no exista liquidación. Lo valores en dólares de la hacienda respecto de su historia hacen parecer que no es el momento oportuno para salir del negocio.

Mientras casi todos los argumentos considerados indican que se debería estar en el inicio de una fase de retención, ello parece no suceder, y el único motivo (más allá del clima que es algo coyuntural) que explica este comportamiento es la desconfianza en el gobierno. Los indicadores como el porcentaje de hembras en la faena, tasa de extracción, total y de hembras estarían indicando claramente que no se está (datos hasta 2021) en retención.

El productor ganadero ha decidido desensillar hasta que aclare, sabe que con esta administración no existe la palabra empeñada, no hay un norte claro. Por lo tanto hoy como nunca en la historia, y con todas las señales económicas indicando que es momento para crecer, ha decidido quedarse quieto. El stock hace años que está casi en equilibrio, desde el 2013 hasta la fecha el stock ha variado interanualmente +/- un 1%. El último stock informado es solo un 0,3% mayor al de diciembre de 2013.

Por otra parte, la superficie sembrada por la suma de los cultivos (1) sigue creciendo; en 2000/01 fue de 24.040.315 has, en 2010/11 de 31.769.062 has y en 2020/21 de 35.445.529 has. Aumentó un 32% la primera década y un 11,5% la segunda.

  • Algodón-Alpiste-Arroz-Avena-Cártamo-Cebada cervecera-Cebada forrajera-Centeno-Colza-Girasol-Lino-Maíz-Maní-Poroto seco-Soja 1ra-Sorgo

Resumiendo

Fundamentos que estimulan una fase de retención

  • Altos precios de la hacienda en general y de la cría en particular.
  • Expectativa internacional muy positiva.
  • La relación cantidad de hacienda existente sobre cantidad de habitantes.
  • Tipo de cambio (dólar informal) que desalienta la realización de la hacienda.
  • Pocos negocios alternativos que generen una renta positiva en la Argentina.

Fundamentos que estimulan una fase de liquidación

  • Realidad política.
    • Poca credibilidad
    • Comercio exterior intervenido
    • Animadversión contra el sector
    • Alta carga impositiva
  • Clima adverso
  • La situación macroeconómica que corroe el salario real de la población y por ende daña su capacidad de compra.
  • Nuevas tecnologías permiten que la agricultura le quite tierras a la ganadería.

El clima y su incidencia:

A los efectos de poder cuantificar el peso de la severa seca que afectó a gran parte del país durante parte de la primavera y verano últimos, es importante poder conocer el aporte relativo de cada zona.

La provincia de Buenos Aires aporta poco más del 45% de los terneros nacionales con solo el 36,6% de las vacas, y es remitente de poco más del 51% de los animales destinados a faena.

La suma de las provincias de Entre Ríos, Corrientes, Misiones, Santa Fe, Chaco y Formosa aportan en promedio el 33% del total de terneros producidos a nivel nacional, con un porcentaje de terneros logrados por vaca del 54%.

Si la producción de terneros de las provincias mencionadas se viera afectada en un 7%, significaría que las pérdidas para fines de 2022 de la cantidad de terneros producidas por ellas, sería de algo más de 320 mil terneros/as.

Lo que deja la faena:

Son 971.976 la cantidad de cabezas faenadas durante enero 2022, según informó el MAGPyA

La faena total inter anual cayó un 2,6% aproximadamente, respecto del mismo mes del año pasado, y 15 % respecto de enero de 2020.

Respecto de enero de 2021:

  • La faena de machos tuvo una merma de solo el 2,8%, 15.510 cabezas menos respecto de enero 2021.
    • Novillos: 7984 cabezas menos, -10%
    • Novillitos & MEJ: 6557 cabezas menos -1,4%
    • Toros. 961 cabezas menos, -7%
  • El porcentaje de hembras en la faena fue del 44,9%.
  • La faena de hembras cayó un 2,4%, lo que representa 10.699 cabezas.
    • Vaquillonas 1181 cabezas más, lo que representa un 0,4% de aumento
    • Vacas 11.880 cabezas menos, es una caída de 8,1%

Evolución de los precios de la hacienda y de precios Relativos (datos provisorios a ajustar con el IPC)

Menores precios para todas la mayoría de las categorías respecto de un mes atrás

La inflación tomada en cuenta para enero 2021 fue del 3,8%.

Las diferentes categorías ganaderas tienen un comportamiento estrechamente ligado al valor del novillo. Este comportamiento depende además del valor del novillo, de la época del año en que se esté.

La tabla precedente indica en cuanto se desvían los precios de las diferentes categorías respecto del valor esperable según su relación histórica, teniendo en cuenta como se mencionó antes la época del año y el precio del novillo. Por otra parte también se menciona como se posiciona el precio de cada categoría respecto de su propia historia. Las comparaciones se han hecho a moneda constante

Teniendo en cuenta los llamados de la tabla;

(1) informa en que porcentaje se aparta el valor actual respecto del valor máximo de la serie del mes en cuestión. El precio actual del novillo se encuentra un 1% por debajo de su máximo histórico para ese mes.

(2) informa en que porcentaje se aparta el valor actual respecto del valor promedio de la serie del mes en cuestión. El precio del novillo esta un 47% por encima del promedio histórico, el ternero en cambio esta un 93% por encima del promedio.

(3) informa en que porcentaje se aparta el valor actual respecto del valor mínimo de la serie del mes en cuestión. Todas las categorías se encuentran muy por encima del mínimo histórico; novillo 150%, ternero 232%, igual que la vaca.

(4) informa en que porcentaje se aparta el valor actual respecto del valor teórico (que surge del análisis histórico de la serie) del mes en cuestión. El coeficiente de correlación del precio del ternero es para el mes en cuestión 83%, y la del precio de la vaca es de 96% ambos en función del novillo. Desde el año pasado y por distintos motivos (fundamentalmente por considerar al ternero como refugio de valor) el precio del ternero se ha desviado de su relación histórica. El precio del ternero está sobrevaluado respecto del novillo en un 14%, mientras que el precio de la vaca un 6,4% por encima del comportamiento relativo que ha tenido en condiciones similares.

(5) informa en que porcentaje se apartaba el valor real respecto del valor teórico (que surge del análisis histórico de la serie) un año atrás. Conceptualmente es igual al punto (4) pero refleja la realidad de un año atrás.

(6) informa en que porcentaje se aparta el valor actual respecto del valor del mes anterior. El precio del novillo disminuyó un 7% respecto del mes pasado, y el ternero un 11%.

(7) informa en que porcentaje se aparta el valor actual respecto del valor de igual mes del año anterior. El precio del novillo decreció un 0,6% respecto del mes pasado, y el ternero creció un 9,6%.

(8) informa el precio que deberían tener el resto de las categorías si se comportaran como lo hicieron históricamente. Si se repitiera la historia de situaciones en las que el novillo tuvo un valor similar al actual, en la serie 1985-2020, durante el mes de noviembre el ternero debería tener un precio de 279 $/kg

(9) informa la cantidad de kilos de novillo necesarios para adquirir una unidad del resto de los productos, durante octubre se precisaron 1,48 kg de novillo para adquirir 1 kg de ternero.

(10) indica la cantidad de kilos históricos de novillo que fueron necesarios para adquirir una unidad del resto de los productos en condiciones históricas similares.

Los puntos 4-7-8-10 varían su valor en función del mes de que se trate y del valor del novillo

Ing. Agr. Andrés G. Halle

Fuentes

  • Dirección Provincial de Estadística y censos de la Pcia de San Luis
  • INDEC
  • www.entresurcosycorrales
  • Ganadería en Números
  • MAGyP
  • Mercado de Liniers
  • Senasa

Autor Andrés Halle

Más informes de Andrés Halle