Skip to main content
Ganadería

Análisis de coyuntura ganadera Marzo 2022

Por 18/03/2022No Comments

Evolución de la faena. Análisis de lo que puede dejar la seca. Relaciones producto – producto e insumo – producto.

Lo que deja la faena:

Son 1.009.112 la cantidad de cabezas faenadas durante febrero 2022, sumando una cantidad de 1.982.666 cabezas el primer bimestre, según informó el MAGPyA

La faena total inter anual cayó un 0.96% aproximadamente, respecto del mismo período del año pasado, y 0,5 % respecto de febrero de 2020. La producción de carne tuvo un incremento de solo el 0,03%, producto de una disminución en el peso de faena de febrero que pasó de 227 kilos la res a 229 en este año.

Respecto de enero de 2021:

  • La faena de machos tuvo una merma de solo el 1,3%, 14.670 cabezas menos respecto del primer bimestre del 2021.
    • Novillos: 1.603 cabezas menos, -1,1%
    • Novillitos & MEJ: 14.721 cabezas menos -1,6%
    • Toros. 1653 cabezas menos, -5,7%
  • El porcentaje de hembras en la faena fue del 45,2%.
  • La faena de hembras cayó un 0,5%, lo que representa 4.607 cabezas.
    • Vaquillonas 15.386 cabezas menos, lo que representa una caída de 2,6%.
    • Vacas 10.779 cabezas más, es un aumento de 3,5%.

Evolución de los precios de la hacienda y de precios Relativos (datos provisorios a ajustar con el IPC)

Mejores precios para todas las categorías respecto de un mes atrás

Las diferentes categorías ganaderas tienen un comportamiento estrechamente ligado al valor del novillo. Este comportamiento depende además del valor del novillo, de la época del año en que se esté.

La tabla precedente indica en cuanto se desvían los precios de las diferentes categorías respecto del valor esperable según su relación histórica, teniendo en cuenta como se mencionó antes la época del año y el precio del novillo. Por otra parte también se menciona como se posiciona el precio de cada categoría respecto de su propia historia. Las comparaciones se han hecho a moneda constante

Teniendo en cuenta los llamados de la tabla;

(1) informa en que porcentaje se aparta el valor actual respecto del valor máximo de la serie del mes en cuestión. El precio actual del novillo se encuentra un 5% por encima de su máximo histórico para ese mes.

(2) informa en que porcentaje se aparta el valor actual respecto del valor promedio de la serie del mes en cuestión. El precio del novillo esta un 53% por encima del promedio histórico, el ternero en cambio esta un 77% por encima del promedio.

(3) informa en que porcentaje se aparta el valor actual respecto del valor mínimo de la serie del mes en cuestión. Todas las categorías se encuentran muy por encima del mínimo histórico; novillo 174%, ternero 256%, y la vaca 236%.

(4) informa en que porcentaje se aparta el valor actual respecto del valor teórico (que surge del análisis histórico de la serie) del mes en cuestión. El coeficiente de correlación del precio del ternero es para el mes en cuestión 87%, y la del precio de la vaca es de 96% ambos en función del novillo. Desde el año pasado y por distintos motivos (fundamentalmente por considerar al ternero como refugio de valor) el precio del ternero se ha desviado de su relación histórica. El precio del ternero está sobrevaluado respecto del novillo en un 10%, mientras que el precio de la vaca copia el comportamiento relativo que ha tenido en condiciones similares.

(5) informa en que porcentaje se apartaba el valor real respecto del valor teórico (que surge del análisis histórico de la serie) un año atrás. Conceptualmente es igual al punto (4) pero refleja la realidad de un año atrás.

(6) informa en que porcentaje se aparta el valor actual respecto del valor del mes anterior. El precio del novillo aumentó un 9,4% respecto del mes pasado, y el ternero un 2.9%.

(7) informa en que porcentaje se aparta el valor actual respecto del valor de igual mes del año anterior. El precio del novillo creció un 5% respecto del mes pasado, y el ternero un 15%.

(8) informa el precio que deberían tener el resto de las categorías si se comportaran como lo hicieron históricamente. Si se repitiera la historia de situaciones en las que el novillo tuvo un valor similar al actual, en la serie 1985-2020, durante el mes de noviembre el ternero debería tener un precio de 315 $/kg

(9) informa la cantidad de kilos de novillo necesarios para adquirir una unidad del resto de los productos, durante octubre se precisaron 1,39 kg de novillo para adquirir 1 kg de ternero.

(10) indica la cantidad de kilos históricos de novillo que fueron necesarios para adquirir una unidad del resto de los productos en condiciones históricas similares.

Los puntos 4-7-8-10 varían su valor en función del mes de que se trate y del valor del novillo

El stock, la seca y las consecuencias;

Fundamentos que estimulan una fase de retención

  • Altos precios de la hacienda en general y de la cría en particular.
  • Expectativa internacional muy positiva.
  • La relación cantidad de hacienda existente sobre cantidad de habitantes.
  • Tipo de cambio (dólar informal) que desalienta la realización de la hacienda.
  • Pocos negocios alternativos que generen una renta positiva en la Argentina.

Fundamentos que estimulan una fase de liquidación

  • Realidad política.
    • Poca credibilidad
    • Comercio exterior intervenido
    • Animadversión contra el sector
    • Alta carga impositiva
  • Clima adverso
  • La situación macroeconómica que corroe el salario real de la población y por ende daña su capacidad de compra.
  • Nuevas tecnologías permiten que la agricultura le quite tierras a la ganadería.

El clima y su incidencia:

A los efectos de poder cuantificar el peso de la severa seca que afectó a gran parte del país durante parte de la primavera y verano últimos, es importante poder conocer el aporte relativo de cada zona.

La ganadería nacional tuvo en los últimos 13 años un coeficiente de logro de terneros promedio de 0,614. Mientras que según el último dato informado en el año 2020 se aproximo al 62,5%.  La provincia de Buenos Aires aporta poco más del 45% de los terneros nacionales, con solo el 36,6% de las vacas, y es remitente de poco más del 51% de los animales destinados a faena.

La suma de las provincias de Corrientes, Misiones, Chaco y Formosa con el 19,5% de las vacas aportan el 15,3% del total de terneros producidos a nivel nacional, con un porcentaje de terneros logrados del 48%.

Si la producción de terneros de las provincias mencionadas se viera afectada en un 8,3%, significaría que las pérdidas para fines de 2022 de la cantidad de terneros producidas por ellas, sería de algo más de 340 mil terneros/as. Lo que representa una caída del orden del 1,5% en el porcentaje de terneros logrados a nivel nacional. A los efectos de ponderar la cantidad de vacas y el porcentaje de terneros logrados de cada provincia, se estimo en que porcentaje debería modificarse para que el orden de magnitud sea igual. Si Buenos Aires tuviera una caída de 4 puntos porcentuales equivaldría a 19% de Córdoba% o un 25% de La Pampa.

La credibilidad en las políticas ganaderas son determinantes a la hora de la toma de decisiones por parte de los productores. Si se pone cuidado en el destino de las terneras nacidas en cada ciclo, se puede apreciar que varía sensiblemente de un año a otro la cantidad y el porcentaje de terneras que se mueven con destino invernada y las que quedan en los propios campos de cría.

Durante los años 2015 y 2016, la cantidad de terneras retenidas fue mayor a las que se movieron con destino a invernada. El 51% permaneció en el campo. Los años posteriores del 2017 hasta el 2020 el 55% de las terneras tuvieron como destino la invernada.

La expectativa generada en 2015 y 2016 pudieron haber actuado como un motivo para esa mayor retención.

Ing. Agr. Andrés G. Halle

Fuentes

  • Dirección Provincial de Estadística y censos de la Pcia de San Luis
  • INDEC
  • www.entresurcosycorrales
  • Ganadería en Números
  • MAGyP
  • Mercado de Liniers
  • Senasa

Autor Andrés Halle

Más informes de Andrés Halle