Seguinos en   facebook twitter youtube

invernada

Martes, 10 Mayo 2016 22:57

Invernada; Aumentar el margen a través del planeamiento. Mayo 2016

Escrito por  Ing. Agr. Andrés Halle
Valora este artículo
(1 Voto)

Las tres patas que definen el resultado de la invernada son; el precio de venta, el de compra y en menor medida el costo del kilo producido. Los planteos técnicos deben ser acompañados de un cuidadoso planeamiento para lograr la mejor renta. Ejemplo de ello es definir cargas, ganancias diarias y definir que categorías comprar y/o vender.

 

 

Los sistemas de engorde, definen su resultado en base a los precios de compra, venta y al costo del kilo producido. Este último ítem, depende en los planteos basados en cadenas forrajeras a base de pasturas y/o verdeos, mayoritariamente del costo de la alimentación, que representa en general alrededor del 70% del costo directo (obviamente esto no es así en invernadas sobre campo natural), seguido por la mano de obra y la menor incidencia la tiene la sanidad. Con el objetivo de poder visualizar la magnitud con que cada factor influye en el resultado, se confeccionó un modelo de invernada que puede llevar adelante un productor ganadero medio.

Los valores de la hacienda principalmente, y los de los insumos en menor medida pueden resultar desactualizados de un día para otro, motivo por el cual se debería considerar al modelo únicamente como ejemplo, y darle la importancia que merece a la planificación y actualización constante de los estándares productivos.

Visualizando la magnitud de cada factor y su variabilidad, es posible buscar alternativas de planeamiento que permitan incrementar el resultado, y adaptarse a los vaivenes de precios que se generan en el negocio del engorde.

Modelo base

En la tabla adjunta se presenta un modelo en él qué, se engorda un ternero de 160 kilos hasta los 440 kg, con una ganancia diaria de 0,4 kilo por día. Según el mismo, el sistema soporta una carga de 1,7 EV/ha, lo que traducido en cabezas representa 2,39 cab/ha y 715 kg/ha. La producción de dicho modelo es de 334 kg/ha.

El costo directo del kilo producido es de 8,13 pesos. En dicho costo se incluye una suplementación en la fase final del engorde por un lapso de 75 días y a un nivel equivalente al 1,5% del peso vivo, con un concentrado energético de un costo de 2200 $/tn. Además el modelo contempla gastos de estructura por 1200 $/ha , lo que eleva el costo del kilo producido a 11,72 $/kg.

Se tomó un precio neto de compra de 37,41 $/kg y uno de venta de 24,53 $/kg, la producción por animal invernado es de 280 kilos en un lapso de 24 meses. Esto lleva a que el resultado anualizado y expresado por unidad de área sea de 1.823 $/ha/año.

inv mayo16 c

 

Es interesante poder cuantificar como deberían moverse los precios de la hacienda y el costo, para lograr un incremento determinado del resultado. Suponiendo que la “Variación esperable del resultado” sea del 30%. Para obtener esta variación, el precio bruto de venta debería aumentar solo un 4,25%, pasando de los 27,1 $/kg considerados a 28,29 $/kg. Otra opción con la que se obtendría el mismo incremento en el resultado, sería disminuyendo el precio bruto de compra en un 7,66%, o con una disminución del costo directo del 20,14%. El resultado es muy sensible a cualquiera de estos tres factores. Es el precio de venta el que lleva el mayor peso relativo.

inv mayo16 d

 

¿Cómo afecta la ganancia diaria de peso el resultado?

A igualdad de los otros factores, un incremento en la ganancia diaria de peso afectará de manera directa diluyendo los costos fijos, haciendo por lo tanto la ecuación económica más conveniente. Por otra parte acortará el ciclo de producción, y es por ello que dependiendo del precio de venta y de compra será necesario volver a evaluar los pesos de entrada y salida más convenientes.

Generalmente con una reposición cara será conveniente elevar el peso de faena, y alargar de tal manera cada ciclo. Si el precio de la invernada es en términos relativos bajo, es posible que convenga acelerar los ciclos antes de cargar muchos kilos a cada animal.

Margen por cabeza, en función de la gdpv
GDPV (kg/día)
0,30 0,35 0,40 0,45 0,50 0,55 0,60 0,65
Margen 1368 1614 1823 2173 2390 2722 2755 2836

En el ejemplo, aumentar la ganancia un 13%, y pasar de 0,4 kg/día a 0,45 kg/día representa un incremento del resultado por hectárea del orden del 19%, pasando de 1823 a 2173 $/ha. Elevar la ganancia diaria de peso a costa de bajar la carga es una forma de licuar todos los gastos fijos, y aumentar la renta sobre el capital invertido, porque el capital inmovilizado es menor rota más rápidamente.

 

¿Cómo afecta el precio y peso de venta el resultado?

En el mercado del gordo, los precios difieren según su peso, y estas variaciones no siempre responden a una lógica determinada. Es posible conocer cual es el impacto en el modelo productivo al modificar los pesos de venta, y de tal manera determinar el que kilaje de terminación es el que conviene. En la tabla se han puesto los valores de venta considerados al momento de hacer el análisis.

Valores de mercado
Peso Vivo $/kg
300 29,18
350 28,94
390 28,26
430 27,14
490 25,30

El peso de terminación conveniente deberá determinarse, en función del valor del kilo producido (dependerá de los precios de mercado), y del costo del kilo producido.

La modificación del peso de venta, es una variable importante a tener en cuenta al momento de la búsqueda de la maximización de los resultados. Es posible que en ciertos momentos pueda ser conveniente vender un ternero liviano, mientras que en otros, la mejor opción puede ser un novillo.

En el gráfico 1 se presentan dos curvas; la roja (curva de isomargen del modelo), representa los valores a los que se debería vender el gordo en pesos por kilo, para obtener un resultado siempre igual a los 1823 pesos/ha; la curva azul representa los precios por kilo que paga el mercado según el peso vivo del animal.

A igualdad de los otros factores analizados, cuanto más por encima se encuentren los valores de mercado respecto de la curva de isomargen, mayor será el resultado a obtener comparado con el valor de isomargen.

Si los precios se ubican por debajo de dicha curva, el margen a obtener será menor que 1823 $/ha.

inv mayo16 a 

 

La mayor distancia positiva entre las dos curvas se da alrededor de los 420 kilos, motivo por el cuál desde el punto de vista económico, ese será el peso de venta más apropiado para el modelo analizado. El gráfico muestra que el valor a necesario de venta cuando se quiere sacar animales de 310 kilos debería ser superior a los 32 $/kg, y según se ve no se conseguiría un resultado igual o mayor a los 1823 $/ha en la medida que no se venda con un kilaje por encima de los 380 kg, esto como consecuencia del alto valor de reposición. Por encima de los 490 kilos el precio se desploma y la distancia entre la curva de isomargen y valor de mercado vuelve a adquirir una distancia negativa.

El presente análisis permite ir monitoreando la evolución del negocio una vez que la hacienda ya está dentro del campo.

La curva de isomargen NO es extrapolable, es válida únicamente para el modelo productivo analizado. De ahí la importancia de poder contar con la herramienta que posibilite seguir periódicamente la evolución del negocio.

 

¿Cómo afecta el precio y peso de compra el resultado?

Valores de mercado
Peso Vivo $/kg
120 kg 42
140 kg 38
160 kg 35
180 kg 34
200 kg 32
220 kg 30

En el mercado de invernada, los precios de los terneros difieren según su peso. Es posible conocer el impacto que tendrá en el modelo productivo el modificar los pesos de compra, y de tal manera determinar qué valores se pueden pagar por kilo, según el peso de compra.

El peso de compra es una variable importante a considerar al momento de la búsqueda de la maximización de los resultados. Es posible que en ciertos momentos pueda ser conveniente adquirir un ternero liviano, mientras que en otros, la mejor opción puede ser un novillito.

En el gráfico adjunto se presentan dos curvas; la roja (curva de isomargen del modelo I), representa los valores a los que se debería adquirir la invernada en pesos por kilo, para obtener un resultado siempre igual a los 1823 pesos/ha; la curva azul representa los precios por kilo que convalida el mercado según el peso vivo del animal.

 

inv mayo16 b

 

A igualdad de los otros factores analizados, cuanto más por debajo se encuentren los valores de mercado respecto de la curva de isomargen, mayor será el resultado a obtener comparado con el valor de isomargen. Si los precios se ubican por encima de dicha curva, el margen a obtener será menor que 1823 $/ha. Supongamos que se compran animales de 120 kg de peso vivo al valor de mercado (42 $/kg), el margen pasa a ser de 2327 $/ha. Según la curva de isomargen pagando 45,48 por un ternero de 120 kilos se obtendrá el mismo resultado que pagando 34,8 $/kg por uno de 160 kilos.

Dado que estas curvas varían día a día y en función de cada modelo productivo, es posible que a un determinado productor le convenga comprar un ternero más pesado que a otro y/o que la mejor opción de un momento dado no sea la misma al modificar cualquier variable.

 

 

Modelo Mejorado

 

 

inv mayo16 pb 

 

 

En función de los datos recogidos es posible cambiar el modelo productivo e incrementar el resultado. Con solo pequeños cambios se logra una mejora del 64% respecto del modelo base.

  • Peso de venta; en función de la primera curva de isomargen se decide disminuir peso de venta, acercándose a los 420 kilos.
  • Peso de compra; en función de la segunda curva de isomargen se decide disminuir en 20 kg el peso de entrada, a pesar de pagar más caro por kilo comprado.
  • El aumento en la ganancia diaria propuesto hace preciso que se baje la carga en kilos y cabezas por hectárea. Mediante esta decisión el valor del kilo producido se incrementa levemente.
  • A pesar de haber disminuido la carga el aumento en la ganancia diaria de peso permite aumentar la producción de carne por unidad de superficie.
  • El costo del kilo producido disminuye producto de que la aumentar la ganancia se prorratea el costo fijo y el mismo se diluye en más kilos.
  • Todos estos puntos hacen que el resultado de la actividad mejore sustancialmente con solo tomar decisiones más convenientes.

Con las mismas herramientas de las que se disponía inicialmente se logró incrementar un 64% el resultado por hectárea.

Las diferencias son muy importantes como para no analizar detenidamente cual puede ser la mejor opción.

Obviamente la realidad no copia al modelo, pero como consecuencia de la modelización de la realidad, se puede concluir que en condiciones similares a las planteadas, conviene comprar más liviano a pesar de pagar más caro por kilo (de hecho el modelo le pone un techo a través de la curva de isomargen a cada categoría) y vender más liviano ya que se vende mejor. Buscar un incremento en la ganancia diaria de peso en detrimento de la carga. Estos son medidas concretas que harán más rentable un sistema productivo como el propuesto

 

Ing. Agr. Andrés G. Halle

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Sofware de planeamiento

boton ingresar