Seguinos en   facebook twitter youtube

feedlot

Viernes, 05 Mayo 2017 20:24

Análisis de coyuntura ganadera Mayo 2017

Escrito por  Ing Agr Andrès Halle
Valora este artículo
(8 votos)

¿Qué se puede esperar de los precios? La intensidad del ciclo de retención dependerá cada vez más del precio de la hacienda y por ende de las variables macroeconómicas.

 

¿Qué se puede esperar de los precios reales?

En momentos como los actuales, de alta inflación y pérdida del poder adquisitivo de la población, no necesariamente una menor oferta producirá un alza en los precios, sobre todo en un contexto en donde las cotizaciones de la hacienda son elevadas.

Las condiciones para la retención de hacienda están dadas, la intensidad de la misma dependerá de la evolución de las variables macroeconómicas.

Uno de los primeros indicadores de la orientación que tendrá el ciclo ganadero es primer término el precio del gordo y en consecuencia las relaciones de precios entre categorías. El primer disparador de un inicio del ciclo de retención son los buenos precios ganaderos, y las expectativas del mismo

Cómo hemos mencionado muchas veces, a medida que el precio del gordo aumenta, el negocio ganadero se vuelve más atractivo. Esta suba del gordo provoca un incremento en la presión que se ejerce sobre la demanda de la invernada, cuya consecuencia inmediata es el aumento de la misma. La hacienda para engorde sufre un aumento más que proporcional respecto del gordo. Esta presión que actúa sobre la invernada termina afectando a la fábrica de terneros, los vientres, motivo por el cual éstos aumentan su valor relativo respecto del gordo.

Dicho en otros términos, a medida que el negocio ganadero se vuelve más rentable, se requieren cada vez más kilos de novillo para comprar un kilo de invernada o un vientre.

Como se sabe los precios del gordo son producto de la interacción entre la oferta y la demanda.

La oferta a su vez se ve afectada fundamentalmente por 2 factores; el precio de venta y las expectativas futuras del negocio.

En la actualidad existen aproximadamente 1,2 cabezas vacunas por habitante (en 2006 había 1,48, 1,31 en 2001, 2,16 en 1974 y 2,56 en 1952), un número bastante bajo si se mira los valores históricos, lo que hace pensar que sumando la demanda interna y externa, existirá en el futuro cercano un mercado interesado en la carne.

Para ver como fluctúa el precio del gordo cuando se modifica la oferta de carne, hemos relacionado al mismo con el consumo por habitante. Se tomo este indicador, puesto que con èl se tiene en cuenta la oferta de carne en el mercado interno (excluye exportaciones) y el incremento de la población. Se ha tomado una serie lo suficientemente larga para que se puedan ver las fluctuaciones en mas o en menos que se producen a lo largo del tiempo.

En el gráfico 1 se muestra el comportamiento del precio del kilo vivo (expresado en pesos constantes), en función de variaciones en el consumo, para la series 1992 al 2016. Existe una clara tendencia que indica que a menor consumo (lo que es lo mismo que menor oferta por habitante), le corresponde un incremento en el precio. Para la serie considerada el precio del kilo vivo estaría explicado en un 52% aproximadamente por la oferta.

 coyun gan 17 04 a1

Saber cómo se comportara la demanda, es quizás el factor más difícil a cuantificar, puesto que ella no solo dependerá de la situación económica de los hogares, sino que también se irá modificando el consumo de carne vacuna con el correr del tiempo, producto de los cambios de hábitos alimenticios de la población, y de los precios de los sustitutos.

Tomando los promedios anualesde las toneladas de carne faenada desde 1992 a 2016, y se lo correlaciona con el precio del kilo vivo, la correlación se ubica por debajo del 16%. Este valor sensiblemente menor al que resulta cuando se correlaciona precio con el consumo por habitante, se debe a que el valor del total de la faena no diferencia lo que va al mercado interno o externo (la exportación llego a representar el 24,6% del total faenado en 2005 y tan solo el 6,2% en 2001); y por otra parte no tiene en cuenta que la oferta por habitante varía al aumentar la población.

 

 

coyun gan 17 04 2

 

Evolución de los precios:

El gráfico muestra la evolución de los precios en moneda constante del gordo y de la invernada (corregidos por el índice de precios al consumidor de la provincia de San Luis).

Durante el primer trimestre del año pasado el precio promedio del ternero fue de 45,6 $/kg, mientras que en el primer trimestre de este año el promedio fue un 18,6% menor, resultando un valor de 37,2 $/kg.

 

coyun gan 17 04 3

 

La merma del precio promedio del novillo fue del 11,3%, pasando de 30,9 $/kg en 2016 a 27,4 $/kg en el corriente año.

 

Stock ganadero

En función de los últimos datos dados a conocer por el SENASA, el stock nacional creció un 1,38%. En los últimos 6 años el crecimiento del mismo, desde su valor más bajo en el 2011, ya representa un 11%.

Cantidad de bovinos
Novillos Novillitos Toros Vacas Vaquillonas Terneros Terneras Total
2014 2.944.415 4.171.439 1.085.580 22.264.909 7.462.688 6.720.528 6.996.985 51.646.544
2015 2.983.523 4.050.333 1.218.821 22.381.768 7.424.662 6.513.359 6.845.001 51.417.467
2016 2.823.732 3.952.320 1.250.109 22.945.852 7.545.259 7.230.931 6.876.606 52.626.825
2017 2.783.610 4.024.388 1.290.044 23.362.043 7.765.860 6.894.611 7.233.231 53.353.787

Salvo las categorías novillos y terneros que han decrecido respecto del año anterior, todas las demás han tenido un incremento.

Las hembras en su conjunto han tenido un crecimiento del 2,66%. En el último ciclo las hembras llegan a representar un 72% del total del stock, este valor ha venido creciendo en los últimos años. Antes de que la administración anterior comenzara a intervenir el mercado ganadero las hembras en 2005/2006 este valor se situaba cerca del 67%.

 

coyun gan 17 04 4

Este aumento proporcional de la hembras dentro del stock son producto de la acción combinada del lento aumento de las hembras, y del constante retroceso de la categoría de novillos. Estos últimos han caído un 59% si se compara la cantidad respecto del 2006. En 2006 los novillos representaban el 11% del stock, en 2017 apenas sobrepasan el 5%.

El diferente comportamiento de las categorías machos y hembras se puede explicar en un contexto en el que las expectativas futuras de la ganadería superan y no terminan de plasmarse en el presente.

 

Producción de carne a través de las cabezas (1):

Generalmente se asocia a la cantidad de cabezas faenadas anualmente con la producción de carne nacional. Ello no es siempre cierto, en algunas ocasiones un incremento de la cantidad de cabezas faenadas puede provenir en parte, producto de una disminución del stock de hacienda. Puede haberse producido también más de lo que se faena, y por lo tanto el stock crece. De tal manera no debe tomarse como sinónimo de producción, a la cantidad de cabezas faenadas.

Dado que la correlación entre la producción de carne en toneladas res, con la cantidad de cabezas faenadas se sitúa por encima del 90% (ver “Ganadería; Análisis de coyuntura Marzo 2009”), centraremos el análisis en la cantidad de cabezas.

Cuando se hace mención al ciclo 2016/17, la faena se contabiliza desde abril de 2016 hasta marzo del 2017 inclusive.

Para cada uno de los distintos años, se ha estimado la cantidad de cabezas producidas de la misma manera.

 

coyun gan 17 04 5

Se define el total de cabezas producidas, como a la variación de stock, más la faena.

En el gráfico se puede observar la evolución anual del número de cabezas faenadas (columnas rojas), y de la producción de cabezas (columnas amarillas).

La producción de cabezas crece de manera conjunta con la cantidad de cabezas faenadas desde 2003 hasta 2006. Mientras la producción sea mayor a la faena (columnas amarillas mayores a las rojas), el stock de hacienda del siguiente ejercicio será mayor. Durante 2007 comienza un significativo aumento de la faena, lo que hace que la producción de carne comience a caer, y como consecuencia directa el stock de hacienda se contrae. El pico máximo de la faena se produce durante 2009, y fue tan grande la cantidad de cabezas faenadas, que se produce a fines de ese mismo año un efecto rebote en el precio. El valor de la hacienda comienza una carrera ascendente que llegará a su pico máximo en noviembre del 2010. La inercia que llevaba el ciclo de liquidación hace que el stock siga descendiendo hasta el 2011, a partir de allí y por la acción combinada de la menor cantidad de cabezas sacrificadas y la mayor producción, el stock de hacienda comienza a crecer. La faena tiene su menor valor en el ciclo 2011/2012. A partir de allí el stock ganadero vuelve a crecer después de 4 años consecutivos de caída. Esta tendencia se mantiene hasta el 2014/15, luego se produce una merma del stock y en los siguientes dos ejercicios el stock continua creciendo.

La producción en el último ejercicio ha sido inferior a la del 2015/2016, y la razón principal estaría dada por la retención de hembras, dado que el número de terner@s logrados no se modifico sustancialmente a pesar del incremento en la cantidad de vientres. El porcentaje de terner@s logrados respecto del número de vacas cayó un punto porcentual respecto del ciclo anterior.

Datos de faena 2017:

Durante el primer trimestre de 2017, la faena total según datos publicados por el IPCVA fue de 3.057.417 ubicándose 5,1% por encima de la registrada en 2016. En total se faenaron 148.094 cabezas más que el primer trimestre del año inmediatamente anterior.

Faena Clasificada ene/marzo (cabezas)
  Novillos Novillitos Toros Vacas Vaquillonas Terneros Terneras Total
2011 688.051 640.108 38.526 425.185 223.360 290.701 423.572 2.729.503
2012 667.454 617.691 39.440 443.323 222.914 386.274 439.888 2.816.984
2013 650.857 710.954 48.313 486.668 235.840 343.247 523.987 2.999.866
2014 514.931 667.905 46.558 493.774 229.326 418.976 613.160 2.984.630
2015 591.064 695.210 48.251 487.253 271.679 373.258 571.221 3.037.936
2016 659.179 706.368 41.206 462.627 265.691 333.072 441.180 2.909.323
2017 631.033 754.474 40.397 473.186 324.475 339.993 493.859 3.057.417
Variación porcentual de la cantidad 
17 / 11 -8,3% 17,9% 4,9% 11,3% 45,3% 17,0% 16,6% 12,0%
17 / 12 -5,5% 22,1% 2,4% 6,7% 45,6% -12,0% 12,3% 8,5%
17 / 13 -3,0% 6,1% -16,4% -2,8% 37,6% -0,9% -5,7% 1,9%
17 / 14 22,5% 13,0% -13,2% -4,2% 41,5% -18,9% -19,5% 2,4%
17 / 15 6,8% 8,5% -16,3% -2,9% 19,4% -8,9% -13,5% 0,6%
17 / 16 -4,3% 6,8% -2,0% 2,3% 22,1% 2,1% 11,9% 5,1%

 

Los datos del primer trimestre arrojan a primera vista 2 aspectos a resaltar para la evolución del stock ganadero

  • Aumento en la faena de hembras. Si bien no es un valor significativo, es un cambio importante respecto al ejercicio anterior. La participación de las mismas fue del 42,2% en 2017, guarismo que resultó 2 puntos porcentuales superior al correspondiente al 2016. La faena de hembras tuvo un aumento interanual del 10,4%, en tanto que la de machos experimentó un aumento del 1,5%. En términos absolutos, se enviaron a faena 122.022 hembras más y 26.072 machos más que en 2016.
  • Un segundo punto para mencionar es la caída de la cantidad de novillos, del 4,3% (28.146 cabezas menos que en 2016). Dicha categoría representa el 20,6% de los animales faenados y valor sensiblemente inferior al 22,7% del año pasado.

Los datos de la faena actual, sumados a los de la composición del stock ganadero informados por Senasa están indicando que el proceso de retención continua, si bien el mismo no resulta ser muy marcado. Los precios al productor, inferiores a los del año pasado, estén posiblemente en un piso a la espera de una reactivación macroeconómica y un aumento de la exportación. Pareciera ser que el sector primario ganadero está esperando de señales más fuertes para recomenzar un periodo de retención más intenso. Lo primero que debería suceder para que el mismo comience es un incremento en los precios del gordo que aliente a que aumenten los pesos de faena.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Ing. Agr. Andrés G. Halle

Fuentes

  • Dirección Provincial de Estadística y censos de la Pcia de San Luis
  • Entresurcosycorrales
  • Ganadería en Números
  • IPCVA
  • MAGyP
  • Mercado de Liniers
  • Senasa

Deja un comentario

Sofware de planeamiento

boton ingresar