Skip to main content
Ganadería

Plan ganadero Nacional; Información a tener en cuenta

Por 04/12/2021No Comments

Información a tener en cuenta a la hora de hacer un correcto diagnóstico. Condición necesaria para elaborar un plan ganadero exitoso

  • Aumento de la producción de carne: se puede lograr mediante:
  • Aumento del peso de faena (A); depende fundamentalmente de:
    • La relación existente entre el costo del kilo producido y el valor de venta.
    • El valor de la reposición. Altos valores hacen que se produzcan más kilos por animal.
    • El margen agrícola compite directamente con el margen ganadero en las principales zonas de invernada.

El peso de faena es consecuencia de la ecuación económica que surge de restarle al valor del kilo producido el costo de producción. El resultado debe arrojar un resultado positivo, y ello dependerá fundamentalmente del precio de venta, seguido por el de compra y luego por el costo del kilo producido.

  • Aumento en el número de vientres: presenta las siguientes dificultades
    • Precisa una alta cantidad de capital para la compra de vientres.
    • Es necesario aumentar la receptividad del campo.
    • Para aumentar el número de vientres es necesario que en los primeros ciclos haya retención, motivo por el cual habrá menor afluencia de hacienda a faena. Ello traerá aparejado un aumento de precios en esa primera etapa.
    • Si se fomentara desde el estado un aumento de carga, vía créditos blandos, degravaciones, o algún otro mecanismo, es posible que dicho incremento pueda traer una disminución de los índices de destete.
  • Aumento de los índices de procreo; depende fundamentalmente de:
    • Manejo; el mejoramiento del manejo es en muchas ocasiones, una consecuencia del uso de conocimientos disponibles. De acuerdo al tipo de tecnología que se aplique, ésta puede requerir muy baja o nula inversión.
    • Sanidad: Cualquier plan sanitario es barato si se considera las consecuencias de no utilizarlo. Es necesario que exista por parte del estado una metodología que garantice la difusión y el apoyo que requiere el productor para poner en práctica las medidas sanitarias que se crean convenientes.
    • Alimentación, es la tercera pata de la cría, además de los dos items mencionados anteriormente. Si previamente no se tiene un buen manejo y un buen plan sanitario no es económicamente rentable que se generen gastos en alimentación.

Para un correcto diagnóstico es preciso conocer las diferentes realidades del país.

Son 2 las formas para crecer en la producción de carne; más terneros y mayor peso de faena.

  • La cantidad de terneros puede agrandarse por distintas vías; más vacas, mejores porcentajes de logro y/o una combinación de ambas.
  • El peso de faena es solo modificable en la medida que la ecuación económica resulte conveniente.

El aumento de porcentaje de terneros logrados pareciera ser el mejor y más rápido camino dado que pequeños incrementos en el coeficiente de logro es igual a muchos kg en el peso de faena (de cualquier manera no son excluyentes, pero creo que hay un orden de prioridades claro.

Las 6 provincias que figuran en el cuadro precedente producen el 84% del total de terneros a nivel país. Las diferencias entre la eficiencia de reproducción y la estratificación en las distintas provincias varían ampliamente. Los coeficientes de logro van, desde 46% en Corrientes, hasta 78% para Buenos Aires. La provincia del litoral tiene departamentos en los que los terneros logrados no llegan al 40%. En lo que respecta a la estratificación las diferencias son notables en algunos casos. Entre Ríos tiene con 57% de logro se diferencia de manera importante con Corrientes, no solo por el porcentaje de terneros logrados, sino por la tenencia. El 94% de los establecimientos de hasta 500 vacas de Entre Ríos posee el 61% de las vacas, mientras que en Corrientes solo el 31% de las vacas corresponde a dicho estrato.

Estas diferencias entre provincias e incluso entre departamentos, hace necesario una mirada puntual, poniendo énfasis en la problemática zonal. Eso llevaría a que la aplicación de un plan ganadero debe tener en cuenta que las metodologías a aplicar deberán ser diferentes según sea el caso.

En la tabla 2 se muestra la magnitud de la modificación que debería darse en cada provincia, para equiparar en número de terneros las variaciones porcentuales de Buenos Aires. Si Buenos Aires mejora su porcentaje de logro, la cantidad adicional de terneros equivaldría a que Córdoba tuviera un 4,8%, o Corrientes un 4%, Entre Ríos un 4,5%, La Pampa 6,3% o Santa Fe 3,5%.

Así como la producción de terneros está concentrada en pocas provincias, también lo está el origen de los animales con destino faena. El 51% de la hacienda faenada proviene de Buenos Aires, seguida por Santa Fe con el 17,4% y Córdoba con el 7,5%. De tal manera queda claro que no se puede aplicar un criterio general para todo el país. Dado que existen zonas en donde lograr incremento en los pesos de faena tendría una importancia relativa muy diferente.

A efectos de poder darle la magnitud correspondiente a cada uno de los factores que afectan la producción nacional de carne, se han estimado cuales deberían ser los cambios necesarios de los ítems en cuestión para lograr determinados aumentos de producción.

A partir del promedio de los últimos 5 años, se estimo cual es el incremento necesario en el coeficiente de logro de terneros que iguala a un determinado aumento en el peso medio. Los datos promedio de los últimos 5 años son; 13.153.930 cabezas, 2974 miles de tn, y un peso medio de la res de 226 kg.

De tal manera podemos ver un que el incremento en la producción de carne q se logra cuando se aumenta el 20 % el peso de faena, es el mismo que se obtiene con un incremento de 11 puntos en el porcentaje de terneros logrados (a igualdad de otras condiciones y sin entrar el detalle de energía requerida). Dicho de otra forma es preciso llevar el porcentaje de destete del 63% promedio a 74%.

En la tabla que figura a continuación se ha sensibilizado la producción de carne a variaciones del peso medio de la res y/o porcentajes de destete. Si el destete fuera de 69% y el peso medio de la res de 249 kilos la producción anual de carne sería de 3.599 miles de tn, o sea un 21% más que el promedio del último lustro.

Otro tema no menor es saber que se necesita cada provincia, debido a los porcentajes de destete y como consecuencia que el stock en cada una de ellas es muy diferente, se procedió a hacer la estimación de cual debería ser la variación en el coeficiente de logro para igualar determinadas variaciones de Buenos Aires. Si en Buenos Aires se lograra un 1% de incremento el aumento en el número de terneros sería equivalente al que se obtendría con 4,8% en Córdoba o un 3,5% en Santa Fe.

¿Cómo incorporo manejo, sanidad y consecuentemente mejoro la alimentación de los rodeos de cría?

Es imprescindible poder encontrar la respuesta para lograr incrementar la producción nacional.

La tecnología esta a disposición del productor, es necesario que éste la incorpore.

Mediante un plan piloto en una zona determinada que tenga en cuenta por ejemplo a:

  • Aplicación de determinados paquetes tecnológicos, que incluyan a invernadores y criadores.
  • Un centro de acopio de terneros/as que mantenga la propiedad, destinado a la recría de terneros de destete precoz y/o anticipado.
  • Planes de difusión de dichos paquetes tecnológicos.
  • Es necesario que los paquetes tecnológicos sean de fácil aplicación y que los resultados se vean en el corto plazo.
  • Generación y difusión de información económica que avalen los planteos técnicos mencionados anteriormente. Este punto es crucial, ya que la única forma de que el productor cambie, es demostrando que ese cambio le generará un aumento de la renta.
  • Las degravaciones impositivas para mejoramiento y conservación de los recursos naturales existentes, pueden apuntalar los puntos anteriores.
  • Incluir a cabañeros de punta para que los rodeos generales puedan acceder a genética mejoradora.

Otro punto muy importante a tener en cuenta, es que cualquier productor que decide invertir, lo hará si tiene un buen horizonte de rentabilidad. Para ello necesita de un mercado transparente de precios para su producto, si no cree en que ello suceda no invertirá.

Es necesario por lo tanto que el estado nacional defina cual será su política pecuaria en el corto y largo plazo (léase retenciones, cargas impositivas, etc).

Plan Piloto

Aplicación de tecnología en establecimientos de cría.

Básicamente se pensó en el destete precoz (DP), por ser una técnica de muy fácil aplicación, de hecho destetando los terneros se simplifica el manejo posterior. Los resultados de la aplicación del DP se verán en el ejercicio siguiente, con el aumento de la preñez.

El DP permite al dejar las vacas secas, la implementación de la inseminación artificial, y lograr a través de ella, la introducción de genética mejoradora. Conjuntamente con la IA, se puede ejercer un efectivo control sanitario.

Si el plan logra los efectos pensados, será entonces la puerta para proponer cambios más profundos, que apuntalarán lo hecho en éste, primer plan piloto.

En líneas generales el DP afecta los establecimientos de cría de la siguiente forma:

– Efecto del DP sobre los vientres:

  • Al ser menores sus requerimientos, mayor será la posibilidad de obtener un ternero por vaca por año. Por no tener el ternero al pie la condición corporal con la que entrarán al invierno será mejor, éste mismo concepto es válido para aquellos vientres que se quieran sacar gordos.

 – Efecto del DP sobre el rodeo en general:

  • Mayor porcentaje de preñez general.
  • Mayor concentración de la parición.
  • Mejor estado general de la hacienda.

 – Efecto del DP sobre la actividad cría:

  • Mayor carga (vientres/ha), por lo menos un 30 % más. Se ha llegado hasta un 70% de aumento en la carga, producto de la disminución de los requerimientos del rodeo y del mejor manejo de los recursos forrajeros (es más fácil manejar vacas secas que con ternero al pie).
  • Más terneros obtenidos por superficie.

Para inducir el destete precoz (DP), como herramienta para, incrementar el número de terneros producidos, estacionar del servicio, introducir genética de primera línea, y control sanitario; es necesario contar con:

  • Plan de difusión.
    • Formar un equipo de profesionales idóneos para tal tarea.
    • Contar con el apoyo de organismos oficiales como el INTA, privados como las Rurales y grupos Crea.
    • Trabajar en forma conjunta con las provincias.
    • Difusión a través de los medios gráficos, radiales y televisivos.
  • Plan de generación y difusión de información técnico – económica que avalen los planteos técnicos de cría.
    • Definir los requerimientos de los rodeos manejados convencionalmente vs los destetados precozmente.
    • Estimar según la oferta forrajera predominante, el aumento de carga posible y el incremento en los índices de procreo.
    • Estimar valores de venta que son necesarios obtener en los terneros destetados precozmente para equiparar el margen obtenido mediante el manejo convencional.
    • Estimar valores de venta que son necesarios obtener, en los terneros destetados precozmente, considerando el aumento en los índices de preñez, para equiparar el margen obtenido mediante el manejo convencional.
    • Centro de acopio de terneros/as con trazabilidad.
  • Los meses de primavera serían el momento oportuno, por que
    • Se estacionará el servicio naturalmente.
    • Lograr que la vaca se alce poco tiempo después.
    • Es un momento en el que la demanda de terneros es alta.
  • Definir sobre que categorías hacer el DP
    • En principio se pensó en cualquier vientre, aunque solo se destetarán terneros machos de más de 2 meses de edad.
  • Plan de generación y difusión de información técnico – económica que avalen los planteos técnicos de invernada.
    • Definir los requerimientos de los terneros destetados precozmente para ser invernados.
    • Definir los resultados físicos a obtener con la invernada de dicha categoría.
    • En base al punto anterior estimar los resultados económicos que se lograrían con este tipo de invernada.
    • Definir que valores pagar por terneros de DP para equiparar los márgenes obtenidos con terneros destetados convencionalmente
    • Crear un programa de computación que permita que los invernadores corroboren por sí mismos los resultados difundidos por la SAGPyA.
  • Creación de pequeñas cooperativas zonales que puedan recriar o terminar los terneros destetados.

Autor Andrés Halle

Más informes de Andrés Halle